jueves, 26 de enero de 2012

EXPERIMENTAJE

Poco a poco voy cumpliendo mi propósito de año nuevo de el experimentar con más materiales. Ayer me hice con unos lápices Faber-Castell Pitt Charcoal y hoy quiero hacerme con unos rotuladores Staedler Lumocolor.

Me estoy dando cuenta de que prefiero la tinta sobre el lápiz por la limpieza del dibujo (los Pitt Charcoal son un auténtico terror porque ensucia con mirar) y por la precisión del trazo, aunque la gestualidad sea mínima y la textura diga menos; y el trazo fino al trazo grueso.


Aquí algunas pruebas matutinas:

2 comentarios:

Gelita dijo...

Nariz. Bien. Rata. Bien. Jeringuilla. Bien.

Amparo Perea dijo...

Pincel de tinta y pluma, serían mis elecciones ;)