lunes, 14 de noviembre de 2011

SOLDADOS CLON, OBEDIENTES COMO PERRETES

Segunda ilustración de mi proyecto con el libro "Que la fuerza te acompañe", que os presenté en esta entrada. Ahí va el fragmento al que pertenece:

«[...]Esta noche debemos arrasar un planeta, el Imperio es una flor de nieve en nuestras manos, sólo la frialdad de estos cadáverés hará crecer su aroma. No me hago más preguntas: obedezco.»

Un soldado clon rasga la neblina del sueño y, por un instante, comprende.
Por Raúl Quinto.